Lunes, 23 de Octubre, 2017
Sección de suscriptores(as) Identificación Contraseña
PERÚ
Pobreza y desigualdad no ceden
Noticias Aliadas
15/02/2016
Envíe un comentario Imprima el texto de esta página

Millones de personas en riesgo de volver a caer en la pobreza ante desaceleración económica.

“La época del auge y crecimiento económico que vivió el Perú entre 2005 y 2013, con tasas promedio de 6%, sostenida principalmente por los precios de los minerales, terminó y los precios se mantendrán modestos, según proyectan diferentes instituciones internacionales”, asegura la organización humanitaria Oxfam en el informe “Agenda contra la Desigualdad: Cinco temas críticos para cerrar brechas”, presentado el 10 de febrero.

En los dos últimos años la economía sólo creció en 2.6% en promedio, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). En el 2013, en un afán por reactivar la economía, el gobierno del presidente Ollanta Humala promulgó una serie de controvertidas medidas que incluyeron la reducción del impuesto a la renta para las grandes empresas y el debilitamiento de la normativa ambiental. Pero no tuvieron el efecto esperado y, por el contrario, han representado un costo al fisco de aproximadamente 5 millardos de soles (alrededor de US$1.5 millardos), cifra que cuadriplica el presupuesto del programa Juntos, que brinda apoyo monetario directo a la población en extrema pobreza.

Según Armando Mendoza, economista e investigador de Oxfam, “las esperanzas de mejorar la recaudación [de impuestos] se han truncado por la desaceleración económica y las reducciones tributarias, creando un panorama fiscal complicado”.

Los presupuestos públicos han sido recortados para el 2016, incluyendo programas sociales como Juntos y el Seguro Integral de Salud que reducirán dramáticamente el número de beneficiarios poniendo en riesgo a la población más vulnerable.

“La década pasada fue de fuerte dinamismo económico, pero de alguna manera también fue otra ‘década perdida’. Crecimos mucho pero no nos desarrollamos debidamente. Se incrementó la riqueza pero no para todas las personas. La economía se expandió, pero no se transformó. Hubo prosperidad, pero no se avanzó en las reformas necesarias. Pese a algunos avances, como la reducción de la incidencia de la pobreza monetaria a la mitad entre 2004 y 2014, persisten brechas y barreras de desigualdad que afectan a millones de peruanas y peruanos, lo que bloquea su progreso”, afirma el informe.

Invertir en la gente
Mendoza asegura que los países con mayor desigualdad, como es el caso del Perú, crecen menos. “La economía del chorreo es cuestionable; llega tarde, mal o no llega nunca. La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que agrupa a los países más desarrollados) sostiene que la desigualdad es una barrera para el crecimiento”, dice.

“Actualmente, un 40% de la población es vulnerable a la pobreza. Existe una clase media vulnerable que puede volver a caer en la pobreza porque no tiene capacidad para enfrentar eventos graves como una enfermedad o pérdida del empleo”, sostiene Mendoza.

La lucha contra la desigualdad implica esfuerzos y recursos, pero fundamentalmente voluntad política. Oxfam plantea cinco ejes que deberán figurar en la agenda pública del gobierno que se iniciará el 28 de julio del 2016: avanzar en la justicia fiscal, preservar y priorizar la inversión en las personas, promover el empleo digno, atender el desarrollo rural y avanzar en la gobernanza ambiental.

Una tributación más justa es indispensable, en la que quien más gane pague más impuestos. Sólo en el 2014 se perdieron 17 millardos de soles ($4.8 millardos) en impuestos no pagados, monto superior al presupuesto del sector Salud ese año. Oxfam plantea la reducción del peso de los impuestos indirectos que gravan el consumo porque al aplicarse indiscriminadamente, afectan en mayor medida a los sectores con menos recursos.

Igualmente, el  informe sugiere  mantener y fortalecer los programas sociales, particularmente aquellos que tienen un impacto directo en la reducción de la pobreza, como Juntos; mejorar los estándares laborales, entre ellos sincerar e institucionalizar los mecanismos de reajuste de la remuneración mínima vital, congelada desde el 2012 en 750 soles ($214), atender las brechas y barreras de género en el empleo, poniendo énfasis en la diferencia de ingresos laborales, y generar oportunidades para el empleo juvenil a través de incentivos para la contratación de jóvenes con apoyo del Estado.

Además, impulsar el desarrollo rural, poniendo énfasis en la agricultura familiar y sus aspectos críticos: titulación colectiva e individual, acceso al crédito y capacitación.

Finalmente, en relación a la gobernanza ambiental, Oxfam considera necesario revisar y eliminar las disposiciones que han debilitado la normativa ambiental, fortalecer la institucionalidad socioambiental y reafirmar la vigencia de la Ley de Consulta Previa, garantizando su debida aplicación. —Noticias Aliadas.


Compartir
Noticias Relacionadas
Noticias Aliadas / Latinamerica Press
Información y análisis independientes de libre reproducción mencionando la fuente.
Contáctenos a: (511) 460 5517
Dirección: Comandante Gustavo Jiménez 480, Magdalena del Mar, Lima 17, Perú
Correo: webcoal@comunicacionesaliadas.org

Mensajería interna: https://mail.noticiasaliadas.org
Este sitio web se actualiza cada semana.